luna
 

Más cuentos infantiles con: ángeles

¿Por qué se nos caen los dientes?

Te encontré sentada en la silla de la cocina, llorando con un pedazo de pan en la mano. -¿Qué te pasa, Verónica? -Se me mueven los dientes. . . se me van a salir. . . En tu carita de asombro y de incredulidad, se veía el miedo que te daba perder algo tuyo, algo […]...

¿Por qué los Ángeles de la Guarda no se ven?

Había una vez, muchísimas cosas: caramelos, zapatillas, helados, el mar, chupetines, macetas con plantas, alfajores, sillas, flan con crema. En fin, siempre hay muchísimas cosas. Pero esa vez había un Ángel de la Guarda. Oscurito como la pomada para zapatos marrones, las motas igualitas a signo...