luna
 

Más cuentos infantiles con: arbol

El árbol mágico

Hace mucho mucho tiempo, un niño paseaba por un prado en cuyo centro encontró un árbol con un cartel que decía: soy un árbol encantado, si dices las palabras mágicas, lo verás. El niño trató de acertar el hechizo, y probó con abracadabra, tan-ta-ta-chán, supercalifragilisticoespialidoso y...

¿Por qué lloran los sauces?

Antiguamente, los sauces no eran como ahora, que tienen largas ramas colgando hacia los esteros en actitud melancólica. Era al revés. Se erguían orgullosos con sus ramas verticales hacia el cielo, y aún las hojas, pequeñas y lanceoladas, tenían un aire vanidoso y se empinaban también mirando ...

El Abeto

Allá en el bosque había un abeto, lindo y pequeñito. Crecía en un buen sitio, le daba el sol y no le faltaba aire, y a su alrededor se alzaban muchos compañeros mayores, tanto abetos como pinos. Pero el pequeño abeto sólo suspiraba por crecer; no le importaban el calor del sol ni el frescor [...