luna
 

Más cuentos infantiles con: bobina

La Bobina Maravillosa

Érase un principito que no quería estudiar. Cierta noche, después de haber recibido una buena regañada por su pereza, suspiro tristemente, diciendo: – ¡Ay! ¿Cuándo seré mayor para hacer lo que me apetezca? Y he aquí que, a la mañana siguiente, descubrió sobre su cama una bobina de h...