luna
 

Más cuentos infantiles con: caracol

EL DUENDE Y EL CARACOL

Hace muchos años en un bosque, vivía un duende muy envidioso. Un día llegó a ese lugar un lindo caracol y dijo, Ohhh…!!! buenos días señor, me puede dar algo de agua, no he bebido ni comido nada en unas cuantas semanas. El duende le respondió – ¿qué me has dado tú?, vete de aqu...