luna
 

Más cuentos infantiles con: duendes

La nuez de oro

Una hermosa niña, llamada Maria, hija del guardabosques, encontró un día una nuez de oro en medio del sendero. Veo que has encontrado mi nuez. Devuélvemela, dijo una voz a su espalda.  María se dio vuelta y fue a encontrarse frente a un ser diminuto, flaco, vestido con traje carmesí y un punt...

Los geniecillos holgazanes

En un país muy lejano, existían unos duendecillos que vivían en un lindo bosque. La casita que habitaban, podía haber sido un primor, si se hubieran ocupado de limpiarla. Pero como eran muy holgazanes, la suciedad la hacía inhabitable.   Cierto día, se les apareció la Reina de las hadas y le...

EL DUENDE Y EL CARACOL

Hace muchos años en un bosque, vivía un duende muy envidioso. Un día llegó a ese lugar un lindo caracol y dijo, Ohhh…!!! buenos días señor, me puede dar algo de agua, no he bebido ni comido nada en unas cuantas semanas. El duende le respondió – ¿qué me has dado tú?, vete de aqu...

La hilandera

Érase una vez un molinero muy pobre que no tenía en el mundo más que a su hija. Ella era una muchacha muy hermosa. Cierto día, el rey mandó llamar al molinero, pues hacía mucho tiempo no le pagaba impuestos. El pobre hombre no tenía dinero, así es que se le ocurrió decirle al rey: […...

El duendecito lector

En las afueras de la ciudad, escondida entre los árboles y al lado de un pequeño riachuelo, se encontraba una pequeña casita, que cambiaba de colores dependiendo de lo que su único habitante estuviera sintiendo mientras leía. El habitante de la casita era un duende al que sus amiguitos llamaban...