luna
 

Más cuentos infantiles con: fantasía

Garbancito, un diminuto niñito

Había una vez un niño tan pequeño que cabía en la palma de la mano. Por ese motivo todos le llamaban Garbancito. Era tan pequeño, que cuando salía a la calle le gustaba cantar: – ¡Pachín, pachín, pachín! ¡Mucho cuidado con lo que hacés! ¡ Pachín , pachín, pachín! ¡A Garbancito...

Las Tres Mellizas y el hombre de cromañón

¡Por todos los sapos hechizados! Las Mellizas no aprenderán nunca. ¿Cómo no se acuerdan de que la comida no se tira? Aburrida tendrá que interrumpir sus vacaciones para hacer algo. ¡Una vez más, las Mellizas se merecen un castigo ejemplar! Estamos en una época muy lejana, aquella en que la g...