luna
 

Más cuentos infantiles con: lobo

El lobo que creia que la luna era un queso

Caminaba el lobo muy hambriento y ya no sabía que hacer para cazar algún animal y comérselo. De golpe se  encuentra con la zorra y le dice: Oiga usted, señora zorra, que me la voy a comer. Y la zorra le dijo: Pero mire usted, que estoy muy flaca. No soy más que huesos y […]...

La sepultura del lobo

 Existió una vez un lobo muy rico pero muy avaro. Jamás dio ni un poco de lo mucho que le sobraba. Sintiéndose viejo, empezó a pensar en su propia vida, sentado a la puerta de su casa. ¿Podrías prestarme cuatro medidas de trigo, vecino? Le pregunto el burrito. Te daré ocho, si prometes velar...

Un nuevo amigo

En un crudo día de invierno, caía la nieve, soplaba el viento y Alicia jugaba con unos enanitos en el bosque. De pronto se escuchó un largo aullido. ¿Que es eso? Pregunto la niña . Es el lobo hambriento. No debes salir porque te devoraría, le explico el enanito sabio. Al día siguiente volvió...