luna
 

Más cuentos infantiles con: morir

¿Por qué los relojes hacen tic-tac?

HAS de saber que antes los relojes no hacían tictac como ahora, no hacían ruido, ni tic-tac, ni puf, ni cataplum. Contaban las horas en silencio, una tras otra sin equivocarse y sin saltarse ninguna, ni siquiera se olvidaban de contar las siete que es tan difícil de contar. Sucedió una vez, all...