luna
 

Más cuentos infantiles con: niños perdidos

Garbancito, un diminuto niñito

Había una vez un niño tan pequeño que cabía en la palma de la mano. Por ese motivo todos le llamaban Garbancito. Era tan pequeño, que cuando salía a la calle le gustaba cantar: – ¡Pachín, pachín, pachín! ¡Mucho cuidado con lo que hacés! ¡ Pachín , pachín, pachín! ¡A Garbancito...

Peter Pan

Wendy, Michael y John eran tres hermanos que vivían en las afueras de Londres. Wendy, la mayor, había contagiado a sus hermanitos su admiración por Peter Pan. Todas las noches les contaba a sus hermanos las aventuras de Peter. Una noche, cuando ya casi dormían, vieron una lucecita moverse por la...