luna
 

Más cuentos infantiles con: principe

La princesa Lucía

Había una vez una princesa que se llamaba Lucia. Vivía en un palacio con un príncipe que se llamaba Romeo. Cuando la princesa fue al jardín se encontró al principe con una rosa para ella y se la dio. Le dijo, paseemos Lucía…!!!, y los dos se agarraron de la mano y pasearon por el [&helli...

La rana que se convirtió en princesa

Erase una vez un príncipe que se llamaba encantador. Iba paseando por el bosque cuando de pronto escuchó una voz. Era la abuelita de la princesa que se llamaba Esmeralda y la abuelita se llamaba Carolina. Ella le dijo al príncipe ecantador. Espera, tu eres el principe encantador…!!! y el le...

La bobina maravillosa

Había una vez, un principito que no quería estudiar. Cierta noche, después de haber recibido una buena reprimenda por su pereza, suspiró tristemente, diciendo: ¡Ay! ¿Cuándo seré mayor para hacer lo que yo quiera? Y he aquí que, a la mañana siguiente, descubrió sobre su cama una bobina de ...

La gatita encantada

Vivía un príncipe muy admirado en su reino. Todas las jóvenes solteras deseaban tenerlo por esposo. Pero el no se fijaba en ninguna y pasaba su tiempo jugando con Aurora, una preciosa gatita, junto a las llamas del hogar. Un día, dijo en voz alta: Eres tan cariñosa y adorable que, si fueras muj...

El príncipe rana

Hace muchos, muchos años vivía una princesa a quien le encantaban los objetos de oro. Su juguete preferido era una bolita de oro macizo. En los días calurosos, le gustaba sentarse junto a un viejo pozo para jugar con la bolita de oro. Cierto día, la bolita se le cayó en el pozo. Tan profundo [&...

¿Por qué los relojes hacen tic-tac?

HAS de saber que antes los relojes no hacían tictac como ahora, no hacían ruido, ni tic-tac, ni puf, ni cataplum. Contaban las horas en silencio, una tras otra sin equivocarse y sin saltarse ninguna, ni siquiera se olvidaban de contar las siete que es tan difícil de contar. Sucedió una vez, all...

Pulgarcita

Érase una mujer que anhelaba tener un niño, pero no sabía dónde irlo a buscar. Al fin se decidió a acudir a una vieja bruja y le dijo: -Me gustaría mucho tener un niño; dime cómo lo he de hacer. -Sí, será muy fácil- respondió la bruja-. Ahí tienes un grano de cebada; no es […]...

La Bobina Maravillosa

Érase un principito que no quería estudiar. Cierta noche, después de haber recibido una buena regañada por su pereza, suspiro tristemente, diciendo: – ¡Ay! ¿Cuándo seré mayor para hacer lo que me apetezca? Y he aquí que, a la mañana siguiente, descubrió sobre su cama una bobina de h...

La Cenicienta

Hubo una vez una joven muy bella que no tenía padres, sino madrastra, una viuda impertinente con dos hijas cada cual más fea. Era ella quien hacía los trabajos más duros de la casa y como sus vestidos estaban siempre tan manchados de ceniza, todos la llamaban Cenicienta. Un día el Rey de aquel ...

La Bella Durmiente

Hace muchos años, en un reino lejano, una reina dio a luz una hermosa niña. Para la fiesta del bautizo, los reyes invitaron a todas las hadas del reino pero,  desgraciadamente, se olvidaron de invitar a la más malvada. Aunque no haya sido invitada, el hada maligna se presentó al castillo y, al ...

Página 1 de 212