luna
 

Más cuentos infantiles en: Antiguos

El hada fea

Había una vez una aprendiz de hada madrina que era mágica y maravillosa, y la más lista y amable de las hadas, pero también era un hada muy fea, y por mucho que se esforzaba en mostrar sus muchas cualidades, parecía que todos estaban empeñados en que lo más importante de una hada tenía que [...

El regalo mágico del conejito

Hubo una vez en un lugar, una época de muchísima sequía y hambre para los animales. Un conejito muy pobre caminaba triste por el campo cuando se le apareció un mago que le entregó un saco con varias ramitas. “Son mágicas, y serán aún más mágicas si sabes usarlas”, le dijo el ma...

La corona de lata

Había un pobre sin morada fija. No poseía nada, ni casa, ni huerto, ni siquiera un asno. Sobrevivía mendigando y recogiendo frutos salvajes; vestía un sobretodo descosido y escondía su cabeza pelada en un sombrero verdoso. Pero no era infeliz. Se contentaba con vivir, contemplar el cielo, beber...

La piedra en el camino

Había una vez un hombre muy rico que habitaba un gran castillo cerca de una aldea. Quería mucho a sus vecinos pobres y siempre estaba ideando medios de protegerlos, ayudarlos y mejorar su condición. Plantaba árboles, hacía obras de gran importancia, organizaba y pagaba fiestas populares, y junt...

La vaca Nicolasa

La vaca Nicolasa, es una vaca alegre, no le gusta la lluvia, porque el día que llueve su amo no la deja salir del establo a jugar en la pradera. Su amigo,  el cerdo Casimiro le hace compañía en sus juegos. Nicolasa es muy coqueta, y ni bien se despierta, se peina el rabo y […]...

El caballo amaestrado

Un ladrón que rondaba en torno a un campamento militar, robó un hermoso caballo aprovechando la oscuridad de la noche. Por la mañana, cuando se dirigía a la ciudad, paso por el camino un batallón de dragones que estaba de maniobras. Al escuchar los tambores, el caballo escapó y junto a los de ...

La bobina maravillosa

Había una vez, un principito que no quería estudiar. Cierta noche, después de haber recibido una buena reprimenda por su pereza, suspiró tristemente, diciendo: ¡Ay! ¿Cuándo seré mayor para hacer lo que yo quiera? Y he aquí que, a la mañana siguiente, descubrió sobre su cama una bobina de ...

La gatita encantada

Vivía un príncipe muy admirado en su reino. Todas las jóvenes solteras deseaban tenerlo por esposo. Pero el no se fijaba en ninguna y pasaba su tiempo jugando con Aurora, una preciosa gatita, junto a las llamas del hogar. Un día, dijo en voz alta: Eres tan cariñosa y adorable que, si fueras muj...

La ratita blanca

El Hada soberana de las cumbres invitó un día a todas las hadas de las nieves a una fiesta en su palacio. Todas acudieron envueltas en sus capas de armiño y guiando sus carrozas de escarcha. Pero una de ellas, Nieves, al oír llorar a unos niños que vivían en una solitaria cabaña, se detuvo [&...

La sepultura del lobo

 Existió una vez un lobo muy rico pero muy avaro. Jamás dio ni un poco de lo mucho que le sobraba. Sintiéndose viejo, empezó a pensar en su propia vida, sentado a la puerta de su casa. ¿Podrías prestarme cuatro medidas de trigo, vecino? Le pregunto el burrito. Te daré ocho, si prometes velar...

Página 1 de 3123