luna
 

El caballo amaestrado

Un ladrón que rondaba en torno a un campamento militar, robó un hermoso caballo aprovechando la oscuridad de la noche. Por la mañana, cuando se dirigía a la ciudad, paso por el camino un batallón de dragones que estaba de maniobras. Al escuchar los tambores, el caballo escapó y junto a los de las tropas, fue realizando los fabulosos ejercicios para los que había sido amaestrado.

¡Este caballo es nuestro! Exclamó el capitán de dragones. De lo contrario no sabría realizar los ejercicios. ¿Lo has robado tu? Le pregunto al ladrón.

¡Oh, yo…??? Nooo…!!! Lo compré en la feria a un puestero…!!!

 Entonces, dime como se llama inmediatamente ese individuo para ir en su busca, porque ya no hay duda que ha sido robado.

 El ladrón se puso muy nervioso y no acertaba a decir una palabra. Al fin, viéndose descubierto, confesó la verdad.

¡Ya me parecía a mí… exclamó el capitán,  que este noble animal no podía pertenecer a un rufián como tu!

 El ladrón fue detenido, con lo que se demuestra que el robo y el engaño rara vez quedan sin castigo.

Imprimir este Cuento

Cuento Infantil relacionado con: ,



Deja un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.Campos obligatorios están marcados con*

Tu comentario:

Connect with Facebook