luna
 

Cuentos infantiles

El papel y la tinta

Estaba una hoja de papel sobre una mesa, junto a otras hojas iguales a ella, cuando una pluma, bañada en negrísima tinta, la mancho llenándola de palabras. ¿No podrías haberme ahorrado esta humillación? Dijo enojada la hoja de papel a la tinta. Tu negro infernal me ha arruinado para siempre. N...

La bobina maravillosa

Había una vez, un principito que no quería estudiar. Cierta noche, después de haber recibido una buena reprimenda por su pereza, suspiró tristemente, diciendo: ¡Ay! ¿Cuándo seré mayor para hacer lo que yo quiera? Y he aquí que, a la mañana siguiente, descubrió sobre su cama una bobina de ...

La gatita encantada

Vivía un príncipe muy admirado en su reino. Todas las jóvenes solteras deseaban tenerlo por esposo. Pero el no se fijaba en ninguna y pasaba su tiempo jugando con Aurora, una preciosa gatita, junto a las llamas del hogar. Un día, dijo en voz alta: Eres tan cariñosa y adorable que, si fueras muj...

La leona y sus cachorritos

Los cazadores, armados de lanzas y de agudas puntas, se acercaban silenciosamente.  La leona, que estaba amamantando a sus hijitos, sintió el olor y advirtió en seguida el peligro.  Pero ya era demasiado tarde. Los cazadores estaban ante ella, dispuestos a herirla.  A la vista de aquellas armas...

La ratita blanca

El Hada soberana de las cumbres invitó un día a todas las hadas de las nieves a una fiesta en su palacio. Todas acudieron envueltas en sus capas de armiño y guiando sus carrozas de escarcha. Pero una de ellas, Nieves, al oír llorar a unos niños que vivían en una solitaria cabaña, se detuvo [&...

La sepultura del lobo

 Existió una vez un lobo muy rico pero muy avaro. Jamás dio ni un poco de lo mucho que le sobraba. Sintiéndose viejo, empezó a pensar en su propia vida, sentado a la puerta de su casa. ¿Podrías prestarme cuatro medidas de trigo, vecino? Le pregunto el burrito. Te daré ocho, si prometes velar...

La nuez de oro

Una hermosa niña, llamada Maria, hija del guardabosques, encontró un día una nuez de oro en medio del sendero. Veo que has encontrado mi nuez. Devuélvemela, dijo una voz a su espalda.  María se dio vuelta y fue a encontrarse frente a un ser diminuto, flaco, vestido con traje carmesí y un punt...

Piel de oso

Un joven soldado que atravesaba un bosque, fue a encontrarse con un mago. Este le dijo: Si eres valiente, dispara contra el oso que está a tu espalda.  El joven disparó el arma y la piel del oso cayó al suelo. Este desapareció entre los árboles. Si llevas esa piel durante tres años seguidos, ...

Un nuevo amigo

En un crudo día de invierno, caía la nieve, soplaba el viento y Alicia jugaba con unos enanitos en el bosque. De pronto se escuchó un largo aullido. ¿Que es eso? Pregunto la niña . Es el lobo hambriento. No debes salir porque te devoraría, le explico el enanito sabio. Al día siguiente volvió...

El castigo del avaro

Había una vez,  un hombre muy rico, pero también muy avaro. Un día acudió a la feria, donde le ofrecieron un jamón muy barato. Se, lo compró! Después de todo, hizo un buen negocio, porque con ese dinero ni papas hubiera comprado.  Y se dio el gran atracón de jamón, manjar que nunca probab...

Página 4 de 13« Primera...23456...10...Última »